Radiador de aceite eléctrico para calentar la casa: ¿Es la mejor opción para mi casa?

Radiador de aceite eléctrico para calentar la casa: ¿Es la mejor opción para mi casa?

¿Te imaginas calentar tu casa y ahorrar dinero por el camino? Eso es básicamente lo que ofrece un radiador de aceite eléctrico. Eficientes, portátiles y fáciles de mover por toda la casa y seguros, los radiadores de aceite son una excelente alternativa para muchas casas (como la mía).

Hay 5 razones principales -aunque existen muchas más- por las que los radiadores de aceite son una buena compra y no tienen nada que envidiar a otras estufas.  En pocas palabras, son fáciles de usar, potentes a la hora de generar calor, ofrecen seguridad en su uso y además su consumo es muy razonable. Eso sin olvidarnos de que son radiadores móviles y portátiles, perfectos para usar en la habitación que necesitemos en cada instante.

5 radiadores de aceite eléctricos que SÍ o SÍ tienes que mirar

¿Un radiador de aceite es lo que más se adapta para lo que TU NECESITAS? ¿Hay otra estufa que sea mejor para TU CASA?

Muchas veces no sabemos qué necesitamos exactamente. Dependiendo del tamaño de la habitación donde lo quieras usar, los radiadores de aceite pueden ser la mejor opción, o quizá se queden cortos. Para que elijas bien, vamos a ver para qué espacios son adecuados los radiadores con funcionamiento de aceite caliente.

Las estufas de aceite como las que has visto arriba son excelentes para calentar habitaciones pequeñas de hasta 10 o 12 metros cuadrados. Otra alternativa para las habitaciones de ese tamaño son los termoventiladores pero son mucho más ruidosas que los radiadores de aceite.

Otra ventaja de los radiadores de aceite es que son silenciosos. Al funcionar mediante aceite caliente que aumenta la temperatura del aire por convección, no necesitan de ningún ventilador que mueva el aire y lo expulse caliente. Basta con encenderlo e irá haciendo su magia. Por lo que si buscas que pase desapercibido y disfrutar del silencio,  un radiador de aceite es una de las mejores opciones posibles. Por ejemplo, si quieres escuchar la tele sin tener que subir más su volumen, son la elección adecuada.

Recuerda que tienes gratis un test para ayudarte a elegir y que vayas directamente a los modelos que más útiles sean para ti.
👉 Pulsa aquí para hacer el test.

Ahora bien, si necesitas subir la temperatura de un salón comedor o un garaje, un radiador de aceite eléctrico será muy poco eficaz. Tardará mucho tiempo y no se notará su efecto apenas. Es un desperdicio de dinero y electricidad. Si estás buscando algo para cubrir habitación con una superficie mayor a 12-15 metros cuadrados, las estufas de gas que tienes aquí son las que mejor servicio te van a dar.

¿Qué potencia tienen los radiadores de aceite y para qué tamaño de habitaciones me valen?

Nuestras opciones ganadoras

Para saber cuál es el mejor modelo de estufa de aceite tienes que conocer la potencia que tiene y cuantos metros cuadrados es capaz de calentar.

  • Estancias de poco tamaño (10-12 metros): De 600 a 1200 W.
  • Estancias intermedias (12-16 metros): De 1200 a 2500 W.
  • Estancias grandes(16 metros y superiores): De 2500 W en adelante.

Te puedes encontrar con modelos de aceite que tienen van desde los 600 W de potencia hasta los 2500 W. Personalmente yo los modelos de 2000 W o 2500 W los encuentro excesivos y con un consumo mayor que las estufas de gas para esa potencia. Pero siguen teniendo sus ventajas frente a las de gas o las termoeléctricas como no generar humedad, no necesitar ventilación, o funcionar sin hacer nada de ruido.

Razones por que usar un radiador de aceite

  • Son económicos: los calentadores llenos de aceite tardan en calentarse, pero también utilizan la electricidad de manera efectiva. Esto asegura que este tipo de calentadores sean lo más económicos posible para que pueda mantener sus facturas de energía bajas.
  • Son muy eficientes: los  radiadores de aceite tienen una eficiencia del 100% y toda la electricidad que consumen la transforman en calor para el aceite. calentadores eléctricos son 100% eficientes, por lo que toda la electricidad que utilizan se convierte en calor.
  • No generan humedad.
  • No secan el aire.
  • Siguen dando calor tras apagarse: un radiador de aceite mantiene la temperatura una vez encendido. Como el aceite tarda en enfriarse, incluso si apagamos el radiador de aceite eléctrico, éste seguirá calentando la habitación durante un tiempo. Otras estufas eléctricas o de gas nada más que se desconectan, dejan de calentar el ambiente.
  • Perfectos para zonas con mala ventilación: porque no necesita renovar el aire ni genera humedad o sequedad.
  • Portátiles: su tamaño los hace perfectos para mover de una habitación a otra. Los modelos de radiadores compactos de aceite tienen asas para llevarlos, mientras que los modelos más grandes cuentan con ruedas para desplazarlos sin esfuerzo.
  • Fáciles de usar: tan sólo hace falta enchufarlos a la corriente, y elegir la temperatura deseada. Y listo. Fácil, sencillo y para toda la familia.
  • Con sistemas de seguridad incorporados: un radiador de aceite moderno cuenta con seguridad para prevenir el sobrecalentamiento o sistemas antivolcado que lo apagarán si detectan que se ha caído.
  • Termostato para regular la temperatura: un radiador con termostato es algo que toda casa necesita. Si no queremos estar pendientes del calefactor o radiador de aceite ni gastar demás, que sea capaz de encenderse y apagarse sólo en función de los grados que detecte gracias a su sensor de temperatura es indispensable. De esta manera, se mantiene la casa a la temperatura perfecta al tiempo que se ahorra dinero y electricidad.
  • Con temporizadores programables: ¿te imaginas llegar a casa y que esté caliente justo cuando llegues? ¿O que se apague el radiador de aceite solito cuando te vayas a dormir para no tener que levantarte a apagarlo? Pues para eso están los temporizadores para personalizar su encendido y apagado según necesites.
  • Silenciosos:  gracias a que funcionan calentando el aire cercano a ellos por convección, son radiadores silenciosos que no hacen ningún ruido. Como mucho, el único sonido que hacen es el “clic” del encendido y apagado del interruptor al activarse el sensor de temperatura. Algo que no se nota para nada.
  • Gran durabilidad: estos radiadores esán pensados para durar años. Dado su funcionamiento interno, su vida útil es más larga que otros modelos eléctricos.
  • Sin mantenimiento ni recambio: mientras que las estufas de gas butano, de parafina o de pellets necesitan un mantenimiento para que tengan combustible que quemar, un radiador eléctrico de aceite sólo necesita una toma de corriente eléctrica para funcionar. Usan un aceite especial que no necesita ser cambiado en ningún momento.
  • Compacto y portátil: casi todos los radiadores son compactos y de dimensiones relativamente pequeñas. Son fáciles de guardar cuando no se necesitan en un armario o incluso debajo del escritorio. Una comodidad que se agradece cuando llega el verano.

¿Y qué desventajas tienen los radiadores de aceite?

  • Tardan un poco en empezar a calentar la habitación: mientras que los termoventiladores empiezan a calentar el aire desde el primer segundo, un radiador de aceite necesita, lógicamente, calentar el aceite primero y después ya va aumentando la temperatura. No es una gran desventaja realmente porque en cuestión de un par de minutos ya está el aceite muy caliente y funcionando a pleno rendimiento.
  • Se quedan cortos para habitaciones muy grandes: si quieres calentar un garaje o un salón comedor, van a tardar mucho tiempo en calentar toda la zona. Para esos casos es mejor una estufa de gas.
  • Tamaño ligeramente grande en comparación con otras estufas de la misma potencia: si comparamos la potencia de las estufas, un radiador eléctrico de aceite es más grande que una estufa eléctrica de cerámica o un termoventilador.

Otros tipos de estufas que te recomiendo mirar también

¿Qué son los radiadores de aceites?

En apariencia un radiador de aceite es muy parecido a los tradicionales radiadores de acero o hierro fundido que funcionan con agua. La esencia es la misma pero su parecido es más estético que otra cosa. Un radiador de aceite utiliza un líquido especial diseñado para conservar el calor más tiempo y sin necesidad de renovarse tras un cierto tiempo de uso.

La gran ventaja que tienen frente a otros modelos como el radiador de acero es que son móviles y se pueden utilizar directamente para calentar una única habitación si así se desea. De esta forma, ofrecen un mayor ahorro al no desperdiciar energía en calentar habitaciones no deseadas.

¿Cómo funcionan los calentadores de aceite?

Cuando el radiador de aceite se calienta, el líquido que contiene en los serpentines o tubos que le dan forma -estén visibles o camuflados estéticamente detrás de un panel radiante- hacen que su superficie comience a desprender calor que calentará la habitación progresivamente. El aceite transfiere calor al cuerpo del radiador y viceversa.

Cuando el metal también se calienta, empieza a generar calor en la habitación. Una característica de los radiadores de aceite como los radiadores de acero, de aluminio o de hierro fundido es que están diseñados para maximizar la superficie con el aire exterior. De esta manera, el calor se extiende por convección por toda la sala. Además de las estufas de aceite, las estufas de convección utilizan esta misma física para subir la temperatura sin generar ruido.

Esquema de funcionamiento de un radiador de aceite paso a paso

  1. La electricidad activa las resistencias del calefactor de aceite y genera calor.
  2. El aceite captura el calor generado por las resistencias del calefactor.
  3. A medida que  se calienta el aceite, comienza a moverse dentro de las aletas y barras del radiador en un circuito cerrado.
  4. El calor del aceite se comienza a transferir al metal que está en contacto con el aire exterior.
  5. El aire de la habitación se calienta mediante convección y progresivamente se calienta toda la zona.

¿Cuál es la diferencia entre un radiador de aceite y un radiador de agua?

Por norma general, un radiador de agua suele estar fijo a la pared y ser de acero, aluminio o hierro fundido. En esencia funcionan exactamente de la misma manera, con la diferencia en el líquido usado para calentar el ambiente.

Un radiador de aceite es más eficaz para mantener la temperatura gracias a que el aceite empleado se mantiene caliente más tiempo que el agua. Lo que permite que expulsen calor durante más tiempo una vez apagados. Con el ahorro energético que eso implica.

Características importantes que mirar a la hora de comprar un radiador de aceite

Dentro de los mejores modelos que hay en el mercado, existen accesorios y extras que pueden hacer que disfrutemos mucho más de nuestro emisor térmico de aceite.

  • Termostato: permite elegir la temperatura de la habitación. Está incluido en prácticamente todos los modelos actuales.
  • Temporizador: permite ajustar su uso a nuestras necesidades. No incluido en todos, pero sí en bastantes.
  • Niveles de potencia: algunos radiadores llenos de aceite tienen múltiples niveles de potencia controlados por un interruptor. Ideal para ajustarlo a nuestro gusto.
  • Mando a distancia: permite subir y bajar la temperatura además de encenderlo y apagarlo de manera remota.
  • Ruedas incorporadas: ideal para mover el radiador de aceite de una habitación a otra. Incluido en casi todos los modelos.
  • Protección antivuelco: se apagará automáticamente si detecta que se ha caído para prevenir accidentes. Muy recomendado si hay mascotas o niños pequeños en casa.
  • Diseño estético: El estilo de su radiador lleno de aceite también importa y no se reduce sólo a las opciones de color. Todo eso es justo, pero hay más.
  • Dimensiones: el tamaño de un radiador de aceite es un detalle importante. Cuanto más grande sea, más tiempo tardará en calentarse, pero también más tiempo mantendrá el calor y la bajada será mucho más progresiva y disimulada.

Comparativa entre radiadores de aceite con el resto de estufas y sistemas acondicionados

¿Instalo un aire acondicionado o uso un radiador eléctrico de aceite?

Un aire acondicionado supone una inversión muchísimo mayor que una estufa de aceite o de cualquier otra clase (salvo de pellets), por lo que en cuanto a precio, las estufas ganan de calle. Ahora bien, si necesitas enfriar la casa en verano, un aire acondicionado puede ser una opción a considerar pero…en invierno las estufas son mucho más eficaces sin necesitar estar encendidas tanto tiempo. Además, cabe destacar que los aires acondicionados suelen secar el ambiente de una forma considerable.

Daitsu Aire Acondicionado. PORTATIL APD12HK2 B/C R32 (3NDA0098)
  • Aire acondicionado portátil Daitsu APD12HK2 (3NDA0098) con bomba de calor
  • Incluye funciones auto, refrigeración, deshumidificación, ventilación y calefacción
  • Superficie 22 m2
  • Potencia frigorífica /calorífica: 3520 / 3520 kW
  • Gas refrigerante ecológico y eficiente R-32.
AEG RA 5520 - Radiador de aceite, 1500 W, 7 elementos, termostato, 3 niveles de potencia
  • Radiador de aceite con 7 elementos 1500 W
  • 3 niveles de potencia (600/900/1500 W)
  • Termostato regulable para regular el calor deseado
  • Dispositivo de seguridad para la protección contra incendio
  • 4 ruedas multidireccionales para un transporte práctico y cómodo

¿Es mejor un radiador de aceite o una estufa eléctrica de cerámica o cuarzo?

Son dos alternativas muy similares y, en general, trabajan igual de bien. Ambas están pensadas para ser empleadas en habitaciones pequeñas e intermedias. Si prefieres rapidez, la estufa de cuarzo es tu elección. Si prefieres eficiencia y algo de ahorro a largo plazo, la estufa de aceite.

Un calefactor de cerámica o de cuarzo es mucho más rápido para comenzar a generar calor que una estufa de aceite líquido. Mientras que los primeros dan calor desde el primer segundo, uno de aceite tardará un par de minutos en funcionar del todo. Algo que realmente no deja de ser anecdótico si lo usamos unas cuantas horas al día.

Otra diferencia es el peso y las dimensiones. Los calefactores de cerámica son bastante más ligeros y compactos comparados con uno de aceite. Después de todo, los de aceite están llenos de líquido, lo que hace que pesen más y necesiten un mayor espacio físico pero tampoco de forma excesiva.

Rebajas
Rowenta Mini Excel Eco SO9265F0 Calefactor cerámico de rápido calentamiento con potencia regulable de 1.000 W 1.800 W, termostato, función Eco, función silence solo 49 dBA
  • Dos posiciones con potencia regulable: 1.000 W en modo Silence o 1.800 W en el modo de potencia máxima
  • Función Silence: reducción del nivel de ruido (sólo 49 dBA en la posición silenciosa a 1.000 W)
  • Termostato con dispositivo electrónico anti-heladas
  • Diseño elegante con pantalla intuitiva y asa para facilitar el transporte
  • Filtro posterior lavable con agua, evita la propagación del polvo
AEG RA 5520 - Radiador de aceite, 1500 W, 7 elementos, termostato, 3 niveles de potencia
  • Radiador de aceite con 7 elementos 1500 W
  • 3 niveles de potencia (600/900/1500 W)
  • Termostato regulable para regular el calor deseado
  • Dispositivo de seguridad para la protección contra incendio
  • 4 ruedas multidireccionales para un transporte práctico y cómodo

¿Qué elegir  un brasero electrico o radiador de aceite?

El factor clave para decidirse a comprar un brasero o radiador de aceite depende de las necesidades y la habitación. Un brasero eléctrico es muy bueno para colocar debajo de una mesa o en una habitación bastante pequeña. Mientras que un radiador eléctrico de oil tendrá muchas más facilidades de calentar una habitación entera en menor tiempo y muchas características que un brasero eléctrico no tiene a su alcance.

AEG RA 5520 - Radiador de aceite, 1500 W, 7 elementos, termostato, 3 niveles de potencia
  • Radiador de aceite con 7 elementos 1500 W
  • 3 niveles de potencia (600/900/1500 W)
  • Termostato regulable para regular el calor deseado
  • Dispositivo de seguridad para la protección contra incendio
  • 4 ruedas multidireccionales para un transporte práctico y cómodo
Rebajas
Orbegozo 16040 Brasero electrico, 900 W
  • 2 niveles de potencia de 400 y 900 W
  • 2 Resistencias blindadas
  • Color rojo

¿Y entre un radiador de aceite o emisor termico?

Muy similares en su funcionamiento pero con algún matiz. La principal diferencia entre radiador de aceite y emisor termico es que el primero utiliza aceite para transmitir el calor mientras que un emisor térmico aplica directamente el calor en el material (como el aluminio) que recubre toda su estructura.  Si te preguntas que consume menos radiador de aceite o emisor termico, la respuesta es el radiador, pero con un desempeño muy parecido. Si te gustan más la idea de comprar un emisor térmico y sólo dudas en si consume más un radiador de aceite o el emisor térmico, entonces puedes elegir tranquilamente el emisor. Apenas notarás diferencia.

AEG RA 5520 - Radiador de aceite, 1500 W, 7 elementos, termostato, 3 niveles de potencia
  • Radiador de aceite con 7 elementos 1500 W
  • 3 niveles de potencia (600/900/1500 W)
  • Termostato regulable para regular el calor deseado
  • Dispositivo de seguridad para la protección contra incendio
  • 4 ruedas multidireccionales para un transporte práctico y cómodo
Rebajas
Orbegozo RRE 1310 Emisor térmico, 1300 W, Aluminio, Color Blanco
594 Opiniones
Orbegozo RRE 1310 Emisor térmico, 1300 W, Aluminio, Color Blanco
  • Emisor térmico Orbegozo en color blanco y cuerpo de aluminio; Sistema de calefacción respetuoso con el medio ambiente al no hacer uso de ningún tipo de combustible (sin aceite) ni generar humos u olores
  • Funcionamiento programable que permite fijar un horario y temperatura para cada uno de los 7 días de la semana; Olvida poner la calefacción
  • Control mediante pantalla digital LCD y mando a distancia; Cuenta con 3 modos de funcionamiento: económico, confort y anti-hielo; No reseca el ambiente
  • Instalación sencilla para la que se incluyen pies de apoyo y soportes de pared

¿Es mejor un radiador de aceite o una estufa de gas butano?

El calefactor de aceite está pensado para funcionar en habitaciones pequeñas mientras que la de gas funciona mejor en habitaciones grandes y con ventilación. Por lo demás, tienen unas prestaciones muy parecidas tanto en coste como en precios. Elige según el tamaño donde la vayas a utilizar.

AEG RA 5520 - Radiador de aceite, 1500 W, 7 elementos, termostato, 3 niveles de potencia
  • Radiador de aceite con 7 elementos 1500 W
  • 3 niveles de potencia (600/900/1500 W)
  • Termostato regulable para regular el calor deseado
  • Dispositivo de seguridad para la protección contra incendio
  • 4 ruedas multidireccionales para un transporte práctico y cómodo
Rebajas
Orbegozo 16040 Brasero electrico, 900 W
  • 2 niveles de potencia de 400 y 900 W
  • 2 Resistencias blindadas
  • Color rojo

¿Cuánto gasta un radiador de aceite?

Si quieres calcular al detalle lo que costaría, revisa el coste de tu última factura de la luz y mira el coste de cada KWh. La potencia de los radiadores indica el consumo por hora de uso, así que con multiplicar el número de horas por la potencia usada, podrás hacerte un cálculo de cuanto cuesta poner un radiador de aceite. Pero para que sea más claro, veamos un ejemplo.

¿Cuánto cuesta poner una estufa eléctrica de aceite 6 horas al día con una potencia de 900 W?

Si el precio de 1 KWh está en 0,18 céntimos, y la usamos 6 horas al día, poner un calefactor de aceite costará unos 0,97 € al día. Así que serían unos 30 € mensuales aproximadamente(6 horas*0.900 KW de potencia *0.18 céntimos). Por supuesto, dependerá de la tarifa de luz y el coste de la electricidad el precio real final, pero para hacerte una idea…sirve 😉

Otras preguntas frecuentes al hablar de radiadores eléctricos

¿Los calentadores de aceite usan mucha electricidad?

Las estufas de aceite consumen menos electricidad que los termoventiladores o las estufas de cuarzo y cerámica. Esto es así porque mantienen la superficie que se encarga de calentar por convección caliente durante más tiempo y con más eficacia que los calefactores de cerámica o cuarzo. Lo que implica que el consumo eléctrico se ve disminuido una vez que está en funcionamiento ya que sólo necesita mantener la temperatura alcanzada.

¿Cuánto tiempo toma un calentador de aceite para calentar una habitación?

Depende del tamaño de la habitación en cuestión. Una habitación de 14 metros cuadrados puede tardar unos 15 minutos en notarse el efecto de la estufa de aceite. Cuanto mayor sea el tamaño, más tiempo llevará.

¿Por qué algunos calentadores de aceite usan ventiladores?

Algunos modelos han incluido ventiladores para facilitar el movimiento de aire y que las habitaciones se calienten antes. Ese es el único motivo por el cuál algunas estufas de aceite tienen ventiladores y aspas. Ni consumen oxígeno del ambiente, ni generan humedad o lo secan. Sencillamente, mueven el aire para que se extienda antes el calor.

AEG RA 5520 - Radiador de aceite, 1500 W, 7 elementos, termostato, 3 niveles de potencia
  • Radiador de aceite con 7 elementos 1500 W
  • 3 niveles de potencia (600/900/1500 W)
  • Termostato regulable para regular el calor deseado
  • Dispositivo de seguridad para la protección contra incendio
  • 4 ruedas multidireccionales para un transporte práctico y cómodo

¿Hay que rellenar el aceite de un calentador o radiador de aceite?

Para nada. El líquido que se encuentra en el interior de las estufas de aceite está pensado ser utilizado durante años. Mientras la estufa funcione, no será necesario que se cambie en ningún momento. Simplemente conectalo a la red eléctrica y listo.

 

Última actualización el 2019-12-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario