Para comprar una estufa de eléctrica necesitas saber esto, ya sea barata o de lujo

Ha llegado el momento de hablar de las estufas eléctricas, esos pequeños calefactores que todos hemos usado alguna vez. En mi caso, cuando llega el invierno y todavía no quiero encender la calefacción de leña que tengo, pero quiero calentar el baño, uso una de estas. Y es que aunque en términos de ahorro energético ganen las estufas de gas o de pellets, hay que admitir que salvan muchas situaciones.

Estufa de pelletsEstufa eléctricaEstufas de gas butano
estufa barata de pelletcalentador electrico portatilcomprar estufa de gas llama azul
Descubrir precioDescubrir precioDescubrir precio

Y es que aunque su consumo sea mayor que otras estufas, sigue siendo fácil tener una en casa por lo que pueda suceder. Además, los calefactores eléctricos se encuentran en casi cualquier mercado hoy en día. Encontrar donde comprar una estufa eléctrica barata resulta insultantemente fácil. Aunque soy de los que piensan que es mejor comprar una estufa buena y de mayor precio, que una estufa barata que sea menos eficiente o de menor vida útil. Después de todo, es una inversión que durará años si es buena.

Según las necesidades que tengas en tu casa, la estufa eléctrica puede cubrir bien tus objetivos, o quedarse corta. En general, yo te la aconsejo como sistema calefactor si sólo vas a calentar un espacio pequeño o uno que no pueda ventilarse bien. Por ejemplo, en invierno si la casa está algo fría, a mi me gusta conectar la estufa de electricidad más que la de leña para calentar el baño antes de ducharme.

Y aunque no se deba hacerlo, admito que la tapo un poco con el albornoz que me voy a poner al salir de la ducha. Eso es algo que obviamente no puede hacerse con todos los tipos de estufas eléctricas. En mi caso uso una estufa eléctrica de aceite que me permite poner algo de ropa encima tapando la salida del calor sin riesgo ya que la temperatura que pongo al irme a duchar es baja. Con lo que el riesgo de fuego es nulo. Concretamente uso esta que ves aquí.

Sino estás seguro o segura de si puedes taparla sin riesgos, te aconsejo que mejor no lo hagas. Yo lo hago porque conozco completamente el calefactor eléctrico que tengo y sé la temperatura a la que lo mantengo no es suficiente para causar ningún riesgo. De todos modos, no es recomendable hacerlo. Por supuesto, al igual que pasa con los diferentes tipos de estufas que existen, las eléctricas tienen sus detractores y sus fans. Por un lado un mayor consumo, y por otro una mayor seguridad.

Estufa de pelletsEstufa eléctricaEstufas de gas butano
estufa barata de pelletcalentador electrico portatilcomprar estufa de gas llama azul
Descubrir precioDescubrir precioDescubrir precio

Beneficios de las estufas eléctricas

Decidirse por un tipo de estufa eléctrica puede llevar un tiempo. Al fin y al cabo hay una gran gama de modelos diferentes de estufas y calefactores en el mercado. Debo decir, que las estufas de electricidad son una opción muy útil para salvar la situación de manera rápida. Y además aportan una gran serie de ventajas que otros tipos de estufas no tienen a su favor.

Por ejemplo, el nivel de limpieza que tiene una estufa eléctrica está fuera de toda duda. No necesita combustible más allá de la electricidad que haga que entre en funcionamiento. Con esto se logra que exista una ausencia absoluta de restos de combustión de los que después toque deshacerse y limpiar el cenicero de la estufa. Directamente no existe cenicero con restos quemados como sucede con las estufas de pellets o de leña.

En términos de rendimiento, la calefacción eléctrica es la única que logra aprovechar el 100% de la energía recibida para transformarlo en calor sin dejar restos. En eso, no tiene competidora posible.

A eso se le suman el ahorro de las estufas eléctricas en términos económicos si tienes una tarifa nocturna de luz. Con esto, el precio de la energía eléctrica consumida puede hacer que calentar tu casa con un tipo de sistema de calefacción eléctrica sea más barato que usar un sistema de gas o de biomasa como los pellets o la leña.

Además de eso, también está la gran seguridad que tienen las estufas eléctricas. No se crea ningún tipo de gas que pueda resultar nocivo para la salud, puede utilizarse en habitaciones de cualquier tamaño, y el mínimo riesgo de incendios o quemaduras por estar cerca, hacen a las estufas eléctricas un fuerte candidato al que hay que tener muy en cuenta.

Otra ventaja de usar una estufa eléctrica es su absurdamente fácil instalación y el poco o nulo mantenimiento que necesitan. Es decir, a nivel de mantenimiento jamás he tenido que hacer nada. Como mucho cambiar las resistencias a un modelo muy antiguo. Aunque en ese caso seguramente te sea más barato comprar un radiador eléctrico nuevo y olvidarte de reparar el viejo dado los baratos que son estos sistemas de calefacción.

En lo que respecta a la instalación, lo único que necesitas es un enchufe en el que conectar el radiador eléctrico y listo. Poco más que añadir ahí. En todo caso, los modelos más complejos que sean un sistema de aire acondicionado pueden necesitar una instalación más elaborada en la pared. Pero ahora mismo me centro únicamente en las versiones más convencionales y típicas, en esas que buscamos cuando pensamos en calefactores eléctricos.

Puntos negativos de usar estufas eléctricas

Como no todo puede ser bueno, hay que mencionar también la parte que más te interesará conocer. A mi como consumidor, lo que más me molesta es encontrarme con sorpresas que no me han dicho antes de comprar una estufa eléctrica o una caja de cereales. Considero que la transparencia es algo que debe estar fuera de toda duda. Así que es hora de tocar el tema de todas las cosas que debes saber para decidirte a comprar un radiador a electricidad o un sistema de calefacción de otro tipo.

El punto más importante para mi es el precio de la factura de la luz. Dado que es algo que siempre está subiendo, hay que tener en cuenta que el coste seguirá en aumento, en lugar de estabilizarse en unos precios estándar que se mantengan en el tiempo. Como pasa con la madera y el pellet.

Otro apartado interesante de mencionar es el espacio a calentar. Si necesitas llevar calor a una habitación grande, una estufa eléctrica podrá hacerlo. Pero tardará en conseguirlo y el coste que tendrá para tu bolsillo será mayor que el de un calefactor de gas butano por ejemplo. Son estufas pensadas para calentar rápidamente espacios pequeños.

También decir, aunque esto sea algo que no pasa habitualmente, que si hay un corte de luz en tu zona, lo vas a flipar. Sin luz, olvídate de usar este tipo de aparatos para mantener tu casa caliente. Esto realmente lo menciono de pasada. Realmente no es algo que pase frecuentemente, pero siempre está bien recordarlo.

Ventajas de los radiadores eléctricos:

– Completamente libre de olores.

– Sin necesidad de combustibles.

– No necesita almacenar nada más que la propia estufa.

– Perfectas para habitaciones pequeñas.

– Sin riesgo de explosión en caso de accidente.

– Puede significar un ahorro si tienes tarifa especial de luz.

– Sin mantenimiento.

– Extremadamente limpias.

Desventajas de los radiadores eléctricos:

– Coste de la luz en aumento (según tu tarifa eléctrica puede no afectarte realmente).

– Pensada para habitaciones pequeñas.

– En la mayoría de modelos, no se puede regular la temperatura con precisión.

 

Cómo elegir bien un calefactor: 4 tipos de estufas a eléctricas que poder comprar

Estufas eléctricas de cuarzo: Son el tipo de estufa más sencilla disponible a la venta. Si trabajas en oficinas, seguramente te suene de ver alguna estufa de cuarzo debajo de algún escritorio. Son estufas pequeñas muy fáciles de llevar de un lado a otro, lo que también las hace ideales para llevar de viaje si crees que te hará falta. Su función principal es proporcionar calor en ambientes de reducido tamaño con rapidez, por lo que son perfectas para calentar el baño o habitaciones pequeñas. También se las conoce como estufas infrarrojas.

Hay que tener en cuenta que si se quiere usar para calentar una amplia estancia, el consumo energético, y por tanto de dinero, será considerablemente más alto que con otras estufas eléctricas de diferente tipo.

Estufas halógenas eléctricas: Es un tipo de estufa eléctrica que funciona además por radiación, a través de sus barras halógenas, que son ampolletas con gas. Algunas vienen con control remoto. Su principal característica es la seguridad ante el roce o contacto directo con la rejilla protectora. Además, no contaminan ni consumen oxígeno de la habitación. Son ideales, de la misma manera que las de cuarzo, para estancias pequeñas y muchas personas optan por colocarlas en habitaciones o en despachos.

 

Estufas eléctricas de aceite: Personalmente la que más me gusta dentro de los radiadores eléctricos. El más fácil de encontrar en muchos hogares de España. Estas estufas o radiadores eléctricos de aceite funcionan a través de calentar con electricidad el aceite de su interior para después irradiarlo hacia toda la habitación.

Gracias a que funciona irradiando el calor del aceite caliente de su interior, permite mantener la temperatura del radiador en el tiempo de manera prolongada. Estas estufas de aceite, vienen con un regulador de temperatura por lo que se regula automáticamente la temperatura que alcanza el aparato. Que no es lo mismo necesariamente que la temperatura de la sala en la que esté colocada.

 

Estufas convectores: Un radiador convector cuenta con una gran resistencia que se calienta al paso de la electricidad a través de ella y con ello sube la temperatura del aire que entra a la estufa de convección. Existen modelos de convectores eléctricos llamados turboconvectores o también termoventiladores eléctricos que permiten una mejor distribución del calor. Estos últimos modelos llevan un ventilador en su interior para facilitar que el aire cálido se extienda por toda la habitación.

¿Cómo funciona una estufa eléctrica?

Una calefacción eléctrica tiene un funcionamiento extremadamente simple. Todos los diferentes tipos de radiadores eléctricos se basan en calentar una serie de resistencias de diferentes materiales para propagar calor en la habitación. Algunos modelos cuentan con accesorios que mejoran su comportamiento, tales como termoreguladores o temporizadores.

Lo único que necesitas para ponerlas en funcionamiento es un enchufe de corriente eléctrica. Con eso a tu alcance, la estufa estará lista para empezar a funcionar y calentar la sala en la que se encuentre. También está la opción de tener instalado un sistema de aire acondicionado de frío y calor, con un funcionamiento similar al de cualquier estufa que caliente una habitación. Aunque en este caso el sistema de aire acondicionado es capaz de subir la temperatura a una habitación de más tamaño.

 

¿Me interesa comprar una estufa eléctrica?

Para saber si te interesa tener una estufa eléctrica en tu casa, hay que tener en cuenta dos cosas. La tarifa de la luz que tengas contratada, y la cantidad de uso que tengas pensado darle. Si vives en una casa con mal aislamiento, y necesitas calentar zonas separadas entre sí, necesitarás varias estufas. Algo nada recomendable para tu bolsillo.

Si ese es tu caso te recomendaría una estufa de gas o una de leña o pellets. Ya que logran llevar el calor mucho mejor a toda la casa. Del mismo modo si tu tarifa de la luz es barata, ya sea porque tienes una tarifa nocturna especial o se te aplica un descuento especial que te deja la factura en un nivel muy bajo, entonces sí.

También si tienes un sistema de energía renovable solar puede interesarte más una estufa eléctrica ya que estarás amortizando la inversión de los paneles solares. Desde luego sería algo que yo haría de ser posible. Sin embargo, la situación habitual no suele ser esa.

Por ello, mi consejo es que comprar una estufa eléctrica barata es bueno para cubrir una necesidad temporal. Si necesitas algo permanente para tu casa, entonces revisa aquí las estufas de gas, las estufas de pellets y también las de leña. Probablemente te interese una de pellets o de gas antes que la de leña. Pero depende de donde vivas y tus preferencias.

Desde estufasycalefactores.com te recomendamos ESTA estufa. comprar estufa de gas llama azul Haz clic en la imagen para conocer su precio actual en Amazon.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies